ACSI BLOG


Por: Lic. Alejandra Arias Campos, Coordinadora de Calidad

Sin duda alguna el 2021 fue un año que revolucionó la forma que vivimos. La pandemia de COVID-1 9 ha cambiado la vida de todos teniendo un impacto a nivel mundial en todos los sectores, dicho cambio se dio de forma tan rápida que no nos dio oportunidad de prepararnos para hacerle frente, en menos de 3 meses. El mundo tuvo que detener las actividades de contacto humano provocando que el comportamiento del mercado, así como el de los consumidores,fuera
afectado de manera radical por el confinamiento obligatorio que se ordenó, por medios gubernamentales y de salud en los que se exhortaba a la población a disminuir las actividades públicas y/o interpersonales de todo tipo tanto educativas, culturales, laborales, deportivas, recreativas entre otras, provocando así, el cierre de negocios,ya que no se les consideraba esenciales dentro de la nueva modalidad. Se permitía a grandes rasgos, giros necesarios de la vida cotidiana,como lo son los
servicios de salud y giros relacionados a alimentos y canasta básica, afectando de manera
drástica a todos aquellos giros que no estaban dentro de los esenciales, dando como resultado
que las compañías modicaran la forma de comunicar, ofertar y vender sus productos, es decir, la mercadotecnia tuvo que transformarse de manera drástica dando un giro de 360 grados para poder satisfacer rápidamente las necesidades de una población obligada a cambiar su comportamiento.


La situación puso en jaque todas las industrias de la mayoría de los países, obligando al comercio a
replantearse la forma de relacionarse con sus clientes; el COVID-1 9 desencadenó un tsunami de innovación (Morales, 2020), congeló industrias enteras y dejó arcaicas aquellas estrategias
cuidadosamente planicadas por especialistas,viéndose obligados a implementar campañas acordes a la crisis, convirtiéndose en un desafío extraordinario (Hill, 2020), sobre todo para aquellas compañías que no contaban con un plan de emergencia. El encuentro inicial con la pandemia fue,y aún es, durísimo (Hugo,2020), si bien no es un tema fácil el planear una estrategia de mercadotecnia por toda la investigación que
conlleva, se podría decir que desde inicios de la crisis sanitaria se han tenido que hacer estrategias a prueba y error, espontáneas y con planes a corto plazo, para poder tener medidas de referencias de la funcionalidad de estas mismas.


Un estudio realizado por ACSI Research (2020) menciona que las actividades que llegaron para
quedarse son: la bioseguridad (93.1%), que consiste en el uso de cubrebocas y gel antibacterial, seguido de las compras en línea (87.9%),a lo largo de la pandemia las empresas se dieron cuenta que la forma más efectiva de comunicarse era online, así que su estrategia de ventas fue de esta manera, ya que esto permitía que las familias siguieran su confinamiento, por lo tanto, la transición desde el entorno ofline al ambiente online ha sido el resultado de la combinación de múltiples factores como lo es la transformación digital, que fue la migración de las ventas y la comunicación de forma tradicional, a una menos convencional como lo son diversas
plataformas digitales.

Así mismo, en otro e s tudio realizado por ACSI Research (2019), nos menciona que las principales
tiendas por internet son Amazon (66.5%), Mercado libre (27.3%) y Shein (3.5%), siendo estas plataformas muy amigables en su uso y con una gran variedad de productos en venta. En México el comercio electrónico creció 81% en comparación con 2019, adquiriendo un valor de $316,000 mdp a causa de la pandemia de Covid-19 según un estudio de la revista Forbes; el crecimiento del ecommerce se debió a que muchas pequeñas y medianas empresas crearon sus páginas web y se aliaron a diversas plataformas para envíos a domicilio.


“ Este año vimos cambios exponenciales, creo que uno de los más grandes, y vemos cómo en Centroamérica la compra a través de comercio electrónico creció un 300% y en general en América Latina hay un uso mayor de las tarjetas de crédito para compras en línea” comentaba Maria Luisa Boyce, vicepresidenta de asuntos públicos globales de la multinacional estadounidense de mensajería UPS, en el foro “Reconstrucción sostenible: infraestructura, comercio y empleo post-pandemia” La pandemia y sus restricciones trajeron diversos cambios para el comportamiento de los consumidores y las empresas. La nueva dinámica del consumidor, mucho más conectado y dispuesto a aceptar soluciones a través del medio digital hace que cada vez más empresas decidan desarrollarse en ese ámbito.
Bajo este panorama,para delizara los clientes y obtenerlos resultados esperados, las acciones de marketing online deben incluirla producción de contenido relevante, la inversión en el sistema omnicanal, así como de los medios digitales mediante la utilización de métricas adecuadas a los objetivos corporativos.


Durante los últimos meses muchas empresas han salido victoriosas debido a que supieron enfocar sus estrategias mercadológicas en las ventas en línea, con plataformas adecuadas para brindar un servicio de calidad, además han sabido dar un giro a sus comunicaciones logrando conanza y empatía con sus consumidores, consiguiendo
engagement en tiempos de pandemia,también conocido como compromiso entre una marca y su audiencia. En este sentido, han aparecido nuevas tendencias que han modicado las estrategias de marketing; y lo cierto es que, una
vez superada la crisis de COVID-19 muchas de estas tendencias seguirán entre nosotros y serán
imprescindibles para que las marcas se comuniquen de forma efectiva con su entorno.


Podemos aprender de esta nueva normalidad, que debemos estar preparados para situaciones de carácter global, que afecten de manera directa o indirecta a nuestra economía. Estudiar las tendencias de nuevos métodos de venta, publicidad, envío, costos, etiquetado, nuevos productos, servicios,mercados.
Estar preparados con modelos de trabajo y planes de acción listos para ser ejecutados ante cualquier adversidad como la que hemos estado viviendo en los últimos tiempos y buscar orientarse hacia la seguridad, la salud, la tecnología y la disminución de recursos humanos, presenciales o en convivencia; los cambios seguirán, lo importante es saber reaccionar y estar preparados con planes de acción para seguir saliendo victoriosos ante las adversidades.

Fuentes:

  1. Carrillo, A. (2020). El crecimiento del comercio electrónico en México.2020,de ELECONOMISTA
    Sitio web: https://www.eleconomista.com.mx/opinion/El-crecimiento-del-comercio-electronico-enMexico-20200927-0060.html
  2. Forbes staff. (2021). El eCommerce crece en América Latina con la pandemia. 2021, de
    Forbes México Sito web: https://www.forbes.com.mx/america-latinaecommerce-pandemia/
  3. Labrador H., Suarez J., Suarez A., (2020, noviembre 5). Marketing en tiempos de crisis
    generado por la COVID-19. Sitio web: https://revistaespacios.com/a20v41n42/a20v41n42p17.pdf
  4. Noguez, Roberto. (2021, enero 27). Connamiento impulsa ventas online en México: crecen 81% en 2020, de Forbes México. Sitio web: Connamiento impulsa ventas online en México: crecen 81% en 2020 (forbes.com.mx) Connamiento impulsa ventas online en México: crecen 81% en 2020 (fo
    rbes.com.mx)
  5. Solórzano Gutiérrez, Paola A. (2019, noviembre). Nuevas generaciones.